cambiar tabla de surf

  • 5 señales para cambiar de tabla

     

    Los surfers somos de los animales marinos más curiosos que existen. Nos gusta probar nuevos ‘juguetes’ y descubrir sensaciones distintas, pero si una tabla nos va bien, ya pueden pasar los años que no vamos a cambiarla por nada del mundo. A veces, totalmente cegados por el amor a primera vista que surgió cuando cuándo la estrenamos, no nos damos cuenta que el tiempo pasa para los dos. Ya no somos los mismos y nuestra relación es incompatible. Existen una serie de señales que nos pueden abrir los ojos ¿Te ves reflejado en alguno de estos puntos? Entonces deberías plantearte cambiar de tabla.

    Te cuesta coger velocidad.

    Bueno, en realidad te cuestan varias cosas. Te cuesta pillar olas porque pierdes en la remada más del 70%. Una vez que vas en la ola, tienes que andar botando porque te notas parado y, cuando remontas al pico, eres siempre el último en llegar. Amigo, te faltan litros. Los años pasan y el estado de forma no siempre es el mismo. Cuando trabajas, no tienes tiempo de entrar con asiduidad y pasan los días sin que puedas pegarte un baño, es normal que o cojas peso o pierdas masa muscular (incluso las dos). Si estabas realmente enamorado de la tabla, siempre puedes elegir el mismo modelo con unos litros más. O irte a algo más divertido y experimentar. ¡Ya tienes la excusa perfecta!

    litros-tabla-surf No te asustes por subir de litros. Recuerda que cuanto más masa ¡mejor se pasa!

    Tu tabla parece un colador.

    Vale que tengas una tabla para guerrear y que le guste ‘el olor a napalm por la mañana’, pero cuando esta tiene tantos toques y ha cogido agua por todas partes, ya no es la misma. El foam es bastante sensible y el salitre es un corrosivo muy potente. Si recibes un golpe y no lo tratas como es debido, el salitre empezará a comerse el foam, la tabla no reaccionará igual y cada vez se volverá más blanda. Si ya has llegado a este punto, poco se puede hacer.

    toque-tabla-surf Cuidar del material es una parte fundamental para alargar la vida útil de este.

    *Consejo: En cuanto le hagas un toque a la tabla, déjala secar. Acerca los labios a la grieta y succiona un poco, con delicadeza. Si no notas agua, ya puedes

    Eso sí, el Solarez es una solución temporal. Si quieres mantener tu tabla en buen estado, pasa por el taller.

    ¿Sabes cuánto tiempo tiene tu tabla?

    La tabla no hace al surfer, pero sí que ayuda en el proceso. Tener material con el que entrar en distintas condiciones, experimentar y sobre todo, cambiar lo que no te funciona e ir viendo lo que sí te funciona, hace que surfees mejor, más motivado y entres más veces al agua. No es necesario que cambies de tabla cada pocos meses. Pero si tu tabla tiene más cumpleaños que Espinete o tiene el mismo color que una barra de pan, quizás deberías de cambiar. ¿Todavía se le puede dar uso? Sí. Pero te estás quedando estancado en el surfing. Y en cuanto cojas otra tabla te darás cuenta. Véndela de segunda mano y sácate algo de dinero para comprar la nueva.

    cambiar-tabla-surf ¡Ups! Creemos que alguien se nos ha colado en la foto.

    Estás empezando a entrar en otro tipo de condiciones.

    No pasa de la noche a la mañana, pero sí que un día mientras pillas olas te das cuenta. Te falta tabla. No necesitas cambiar la que tienes, puedes seguir usándola para condiciones más normales. Solo tienes que mirar un nuevo modelo que se adapte a las nuevas necesidades. ¿Entras en olas muy pequeñas? Midlength o longboard ¿Te metes con tamaño? Tabla afilada o ‘pincho’. Vale, esta clasificación es muy genérica, pero es para que veas por dónde van los tiros.

    quiver-tablas-surf Un quiver es indispensable para un surfer que entre en condiciones muy variopintas.

    El corazón partido.

    Y no nos referimos a la canción de Alejando Sanz. Puedes partir tabla en dos por muchos motivos, pero una vez que el alma de madera parta, nunca va a ser la misma. ¡Ojo! Que en los talleres de reparación hay gente muy fina que te puede hacer el arreglo, pero tú y solo tú, deberás de ver si te compensa. Mucha gente las arregla para venderlas de segunda mano y así comprarse una nueva. Si vas a hacer esto, sé legal y avisa del problema de la tabla a la persona que la va a comprar.

    partir-tabla-surf A todo surfer le duele ver su tabla mágica así.

    Si quieres cambiar tu tabla pero no tienes claro qué modelo te va a funcionar mejor, puedes contactar con nosotros. En Tablas Surf Shop disponemos de un equipo de especialistas en surf con casi 30 años de experiencia asesorando a riders.

1 Artículo(s)